Buscar

The Red Door

A veces, la vida

mes

agosto 2016

DE HOMBRES Y BARES

Sobre hombres y bares siempre hay una versión poética y una versión canalla. Real. Más turbia o más cruda. Pero en cualquier caso, siempre más real.

La versión poética suele estar llenita de mitos, fantasías e idealizaciones.

La versión más canalla, de amistad y borracheras. De resacas y confesiones. De cicatrices que se curan y miedos que se beben. De olvidos, también.

Da igual el bar y da igual el lugar. Dan igual las leyendas, las formalidades y los prejuicios. A los bares vamos para lo mejor y también para lo peor. Vamos acompañados o necesitados de soledad. Vamos y celebramos. Vamos y echamos las horas. Vamos y el resto del mundo desaparece por completo. Como si no hubiera nada más fuera, como si fuéramos los únicos supervivientes en la tierra y exprimiéramos el tiempo entre barras y brindis, con ese olor tan característico, sólo suyo, cuando se mezclan los sacos de patatas al por mayor con los barriles de cerveza fría.

Nos alineamos en taburetes como bolos a punto de ser derribados por el mejor Seguir leyendo “DE HOMBRES Y BARES”

Anuncios

QUE NO MUERAN NUNCA LOS CANTANTES

Los recuerdos son siempre poderosos. No sé si a veces de más… cuando toca crearlos de nuevo o cuando los querríamos más reales. Pero poderosos en cualquier caso. Hay un olor que nos recuerda a la salida del cole cada tarde o que nos lleva de vuelta a casa siempre, no importa dónde ni cómo. Hay una colonia que nos recuerda a la abuela, una calle que nos trae un beso, una ciudad con nombre y apellidos…
Y una canción que despierta siempre, siempre ese algo dentro de nosotros.

Canciones en bucle que revuelven y escuecen, melodías sólo aptas para finales felices, un banjo lejano y especial que despierta sensaciones que no se escriben, o unos acordes desperdigados que se cuelan como un hormigueo por todo el cuerpo y contagian desde los pies hasta los hombros, descontrolados y sobre todo imparables. Música para improvisar y música para cocinar. Para besar. Música de casa, de domingo y de lo que surja, o música Seguir leyendo “QUE NO MUERAN NUNCA LOS CANTANTES”

VACACIONISMO A LA ITALIANA

Hace poco presumía con unos amigos de las amigas que tengo y de que en los viajes jamás somos ese grupo de chicas que discute hasta por la leche que comprar en el súper o si remolonear en la playa hasta las 7 o hasta las 10. Ellos, los chicos, se miraron con la compadrería que sólo ellos tienen, y me peguntaron si habíamos probado a viajar apestando, con los brazos en jarras para compensar la falta de duchas y durmiendo en todas partes menos en una cama.
…pero la verdad, yo creo que ni aunque fuéramos las mismísimas Goonies eso cambiaría.

Nuestro viaje esta semana a la costa Amalfitana ha sido más bonito y especial de lo que imaginábamos, mejor que en cualquier peli, y más auténtico y paradisiaco que nada. Con una casa de quitar el hipo. Y entre paisajes impresionantes, playas escondidas, brindis, comida rica, olor a verano y momentos increíbles en buenísima compañía.

No éramos Jackie Onassis ni Brigitte Bardot, que se colaban a finales de los 50 por la strada statale 163, Seguir leyendo “VACACIONISMO A LA ITALIANA”

TEXT HIM! CALL HER!

vino_3_David Olenick
David Olenick

Esto no es una historia de amor, aunque supongo que depende, claro. La verdad es que tampoco es una reflexión sobre las relaciones que encajan en el tiempo y el lugar (esos right place right time) o si el felices para siempre existe, ni sobre si las redes sociales son los nuevos bares.

Nada de eso… O quizá sí.
Pero es que últimamente tengo la sensación de que cada vez hay más gurús que saben mucho de esto y que reparten sus consejos y sabiduría a quien quiera (o no) escucharlos. Proliferan como setitas… y hablan de la «intimidad digital», el «sexting» y mil y una estrategias posibles que hacen que todo deje de ser natural, fácil, sin disfraces. Real.

¿Son las tecnologías una bomba de destrucción masiva para los asuntos del corazón? ¿Ha muerto la fidelidad con la era Tinder? ¿Somos esa generación que lo quiere todo y a la vez no apuesta por nada?
¡Paso palabra!
Las reglas del juego son muy sencillas: sígueme y te sigo. Pon lo de arriba verde (o azul, o haz match) y soy todo tuyo. Tocados (con un solo clic) y hundidos. Tenemos barra libre para Seguir leyendo “TEXT HIM! CALL HER!”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑