Buscar

The Red Door

A veces, la vida

mes

febrero 2017

SOBRE LALALAND

Es el tema recurrente en las últimas semanas. Las conversaciones de oficina, cenas de amigos y grupos de Whatsapp se dividen entre echarle todos los piropos o condenar esta nueva fiebre del cine. Bandos extremos. Debates intensos. Y los que aún no han ido a verla, en un mar de dudas: ¿pero entonces qué, voy a verla o paso?
Este domingo son los Oscar, pero mientras, y suceda lo que suceda, quería hablar de por qué nos emociona esta película y por qué este síndrome de la ciudad de las estrellas que muchos parecen tener; porque sí, la Academia opina y premia, pero al final somos nosotros los que abarrotamos las salas o no y los que sabemos distinguir lo que nos gusta de verdad de lo que nos dicen que debe gustarnos.
LaLaLand es un musical hollywoodiense en versión moderna, todos de acuerdo. Pero es mucho más: para mí es un canto a la vida, una lección de nosotros mismos y una historia de sacrificios. De que no todo es fácil, rápido e instantáneo, como nos han hecho creer desde pequeños con tantas cosas, sino que lo que hagamos mañana depende de aquello que prioricemos, trabajemos y queramos hoy. Porque LaLaLand, entre bailes y melodías, nos habla de eso, de nuestras decisiones.

Sé que el final Seguir leyendo “SOBRE LALALAND”

¿POR QUÉ NOS LLAMAN LA GENERACIÓN SIN GANAS?

Dicen que la ciencia ficción es la literatura del futuro.
Dicen que el amor mueve montañas.
Y dicen que los milenial hemos bajado las estadísticas sexuales tanto que asustan.

Hace algunos meses vi por fin la película Langosta y me dejó con una sensación… muy rara. Su director (el griego Yorgos Lanthimos), como ya hizo antes con otras pelis, provoca nuestra naturaleza más primativa, dibuja un mundo cada vez más extraño y agita un cóctel retorcido pero absurdo, hipnótico pero agridulce, cruel pero algo divertido.

Sabía que era cine de ciencia ficción, la rareza del año decían algunos, pero es que la historia es un realidad completamente contraria a la utopía (antiutopía), enfrentándonos de bruces con el miedo a la soledad, al amor, al futuro. Según sus normas, y en un futuro no muy lejano, los solteros de todo el mundo son detenidos y confinados en un hotel turbio, apocalíptico y lujoso para que en un máximo de 45 días consigan al fin encontrar pareja. O morir. No hay plan B. Seguir leyendo “¿POR QUÉ NOS LLAMAN LA GENERACIÓN SIN GANAS?”

LAS 5 MEJORES APP PARA MÓVIL

Últimamente siento que a veces renegamos del tiempo que nos toca vivir, como nostálgicos apenados y resistentes que echan de menos otro momento, esa época en la que, nos gusta decir, todo era más auténtico, más real, más para siempre. Esa época en la que una perdida al móvil significaba mucho más que eso, igual que las cartas, las postales, la lentitud del router, las llamadas a cobro revertido en los campamentos o no saber qué pasa mientras alguien viaja.

Ahora las satisfacciones están a un clic de distancia y son casi instantáneas (las fotos, los directos, los mapas, las respuestas al Trivial…) y nuestra generación se llena de adjetivos nada bonitos sobre cómo hemos perdido las ganas y nos hemos entregado sin causa a la tecnología, dejando lo demás de lado. Sin embargo, estoy segura de que nos vamos renovando a través del tiempo, y él a través de nosotros. No tengo ninguna duda de que ese tiempo y esos cambios, bien llevados, como todo, son siempre un aprendizaje positivo, una ventaja en el juego, un premio que saber (bien)utilizar. Y personalmente, no soy de esas a las que les gusta gritarle al tiempo para que vuelva… prefiero pensar que cada momento tiene su punto y que hay que exprimir lo mejor, sin duda.

Para este año, me he propuesto contar aquí algunos descubrimientos prácticos que vaya haciendo y compartir entre todos un poco de esa sabiduría colectiva que tanto me gusta. Esta semana Seguir leyendo “LAS 5 MEJORES APP PARA MÓVIL”

(IM)PERMEABLE

Hay un japonés septuagenario, delgadito y muy serio, conocido ya en el mundo entero, que cree que el agua tiene memoria, una especie de «conciencia líquida» que sería sensible a nuestra actitud, al sonido que hacemos, lo que sentimos y lo que pensamos. Desde hace más de 20 años experimenta con los cristales de hielo del agua y estudia su comportamiento y la «información» que nos da cada gota (hasta el Grupo Pascual le contrató para analizar el agua mineral Bezoya, «la más bella de toda España»).
Masaru Emoto sintió que su hipótesis se reforzaba cuando congeló una gota de aceite esencial de flor de cerezo y, al descongelarla lentamente, se fueron formando cristales de agua con forma de… la flor del cerezo.

Dice que no depende del idioma, sino que cada palabra bonita, con su vibración natural, transmite una emoción positiva que ayuda a que el agua cristalice en algo armonioso y bonito; y cada palabra agresiva, en algo feo y descompensado.

Todos tenemos días feos en los que nos bajaríamos un ratito Seguir leyendo “(IM)PERMEABLE”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑