Mi libro favorito (si es que tengo algo que pueda incluirse en esa categoría, nunca soy capaz de quedarme con uno y sólo uno de lo que sea) está lleno de garabatos y apuntes como éste:

«Por alguna extraña razón, nunca pensé que llegaría a los 40 años. A los 20, me imaginaba con 30, viviendo con el amor de mi vida y con unos cuantos hijos. Y con 60, haciendo tartas de manzana para mis nietos, yo, que no sé hacer ni un huevo frito, pero aprendería. Y con 80, como una vieja ruinosa, bebiendo whisky con mis amigas. Pero nunca me imaginé con 40 años, ni siquiera con 50. Y sin embargo, aquí estoy. No sé muy bien cómo he llegado hasta aquí».

No sabemos muy bien cómo vamos llegando adonde llegamos, pero el caso es que lo hacemos. Quizá no siempre como imaginamos. Y esa es la mejor parte.

cervezas_2_by BBB.jpg

Así que, por cada una de estas 28 velas, aquí van mis 28 historias:

  1. El día de mi cumple siempre es especial; cada año empiezo diciendo que no es para tanto, pero luego nada me gusta más que juntar a todos donde sea y alargarlo durante varios días para regodearme en tarta, mensajes bonitos y mucha, mucha suerte.
  2. Tengo ciertas manías tontas que no sé cuándo empezaron, como cepillarme la lengua, dormir con moño y ducharme con agua muy, muy caliente.
  3. Me gusta andar, ser positiva y anotar todo lo que encuentro para que, cuando un día me haga falta, esté ya ahí.
  4. Soy más de decir no y luego hacerlo que de lo contrario. Y soy más de no quedarme con las ganas.
  5. Empecé 1º de Farmacia y lo dejé cuando iba a matricularme en 2º; me gusta saber que sin esa decisión hoy no estaría aquí ni mi vida sería la que es.
  6. Casi siempre me acuerdo de lo que sueño.
  7. Se me dan regular las despedidas, los cambios de planes y el pádel, pero voy aprendiendo.
  8. Hay algo del norte que siempre me tira, me inspira y me hace sentir bien. Igual que el mar y el agua.
  9. Escribir se ha convertido, desde que recuerdo, en una de mis alegrías, refugios y terapias diarias.
  10. No soporto que me vendan la moto, la indiscreción o que me digan que no soy pelirroja.
  11. Antes no contaba cosas en voz alta por si no se hacían realidad; ahora cada vez menos: siempre es mejor que nos den perspectiva y nos hagan reír.
  12. Soy demasiado fácil de picar y de liar.
  13. Un trocito de mí siempre estará en París, y otro en Barretstown, que me cambió la vida y saca siempre mi mejor yo.
  14. Cada vez confío más ciegamente en mí, en mi sexto sentido y en mis tripas.
  15. Soy de darlo todo, todo hasta que siento que ya no lo merece y dejo de hacerlo.
  16. En el viaje de fin de curso del cole me quedé colgada entre dos barcos de crucero en pleno Nilo; la cicatriz de mi pierna es ya defecto de fabricación propio.
  17. Mi familia es mi gran tribu y sin ellos (tíos, primos y abuelos incluidos) no me imagino nada de nada.
  18. Cada vez bebo menos; con un par de tonterías, ya estoy graciosa (#pussy).
  19. Valoro infinitamente más los planes de día y cafés con amigas, en la misma proporción que aumenta mi pereza a ir de compras.
  20. Hace poquito hablaba 5 idiomas, y todos los días me recuerdo que tengo que recuperarlos.
  21. Todos los funerales me recuerdan a ti. Igual que las margaritas.
  22. Cada vez soy más consciente de hasta qué punto mi vida depende del amor y que es mejor no darlo nunca por sentado.
  23. Quiero tener muchos hijos pero soy cero de mascotas.
  24. Necesito mi dosis diaria de abrazos y sonrisas.
  25. Creo que no podría vivir sin música; siempre me reconcilia con todo.
  26. De pequeña era el mismo culo inquieto que ahora (también algo protestona).
  27. No sé si la vida tendría demasiado sentido sin estos jueves de cañas. O sin sorpresas. O sin veranos. O sin buenas historias.
  28. En el reparto de amigos y compañeros de vida me tocaron los mejores.cumple_13_by Lucía Be
Anuncios