Buscar

The Red Door

A veces, la vida

Categoría

Quesito NARANJA (para los frívolos)

CUANDO TODOS SOMOS FAMOSOS

Mientras escribía este título desde el tren pensaba en la que me iba a caer: se nos da mil veces mejor regalar recetas y consejos a los demás cuando yo misma sé que no me aplico el cuento de muchas de las cosas que repito aquí. Lo reconozco. Mis propios amigos me lo recuerdan de vez en cuando y yo me río para acabar, inevitablemente, dándoles la razón. Supongo que todos llevamos a un psicólogo-analizador-solucionador de problemas dentro que funciona mucho mejor con los de enfrente que con nosotros mismos… 😉

Siempre he sido muy celosa de lo mío, más aún cuando me animé a abrir este blog, para no sentirme expuesta, invadida o demasiado “desnuda” nunca. Sólo quería compartir lo que escribía, pero fui descubriendo (a escala diminuta) que la vida de los demás nos interesa enormemente, y cuanto más vemos, más queremos ver, más queremos saber y más queremos participar de eso.
Este verano he tenido varios debates sobre el tema redes sociales, (sobre)exposición y postureo, de lo que ya escribí también hace un tiempo (aquí). Seguir leyendo “CUANDO TODOS SOMOS FAMOSOS”

MANUAL DE JUEGO: EL MAREADOR

Amiguis, hoy ya es agosto, las vacaciones están tan, tan cerca que a mí ya me huele a salitre, chiringuito y buena vida, y con este caloret sólo apetecen cositas livianas y humor. Mucho sentido del humor. Así que he pensado que no había mejor día para hacer un tour por los hombres de Las Claves de Sol, un blog que si no conocéis ya, os animo a que leáis y os deis una alegría!!! Algo así como el antimanual de juego de Barney Stinson para mujeres.

Dedicado a todas las que algunas vez hemos dicho «yo ya no sé si estoy loca», «¡luego dirán que somos complicadas!» o «¿pero a ti te parece esto normal, o soy yo?». Porque todas tenemos amigas (o amigos, claro) que necesitan una sobredosis de realidad, un chute de humor tonto y relativizar todo, todo en compañía, que sabe mil veces mejor. Seguir leyendo “MANUAL DE JUEGO: EL MAREADOR”

28 & OTHER STORIES

Mi libro favorito (si es que tengo algo que pueda incluirse en esa categoría, nunca soy capaz de quedarme con uno y sólo uno de lo que sea) está lleno de garabatos y apuntes como éste:

«Por alguna extraña razón, nunca pensé que llegaría a los 40 años. A los 20, me imaginaba con 30, viviendo con el amor de mi vida y con unos cuantos hijos. Y con 60, haciendo tartas de manzana para mis nietos, yo, que no sé hacer ni un huevo frito, pero aprendería. Y con 80, como una vieja ruinosa, bebiendo whisky con mis amigas. Pero nunca me imaginé con 40 años, ni siquiera con 50. Y sin embargo, aquí estoy. No sé muy bien cómo he llegado hasta aquí».

No sabemos muy bien cómo vamos llegando adonde llegamos, pero el caso es que lo hacemos. Quizá no siempre como imaginamos. Y esa es la mejor parte. Seguir leyendo “28 & OTHER STORIES”

CUANDO TE CONVERTISTE EN ADULTO

Y entonces, de repente, llega un día en el que te das cuenta. Ese día en el que las conversaciones ya no son las de antes, los planes tampoco y los objetivos menos. Te reúnes con los de siempre y de repente… nos hemos hecho mayores. Pero mayores en el mejor sentido de la palabra; no se asusten, no da miedo, más bien da alegría, poder, curiosidad, libertad y algo de vértigo, pero merece la pena.

Empecé a pensar en todo esto hace unas semanas, cuando oí en un programa despertador de la radio que la pregunta del día era: ¿en qué momento sentiste por primera vez que ya eras adulto? Yo no fui capaz de responderme a mí misma, no recuerdo un instante preciso, un día, una decisión, pero me sorprendió que había quien lo tenía realmente claro. Cuando me independicé y metí mi vida en cajas, cuando tuve mi primer sueldo, cuando sentí esto o aquello. Cuando acabé de soplar las velas de los veintitodos. Cuando hice malabares para llegar a fin de mes por primera vez. Cuando cogí ese avión. Cuando compré mi primera crema antiarrugas (¡o cuando empecé a usar cremas, directamente!). Cuando me atreví.

No lo sé, con el corazón en la mano, pero lo que sí sé es que recuerdo Seguir leyendo “CUANDO TE CONVERTISTE EN ADULTO”

SOBRE LALALAND

Es el tema recurrente en las últimas semanas. Las conversaciones de oficina, cenas de amigos y grupos de Whatsapp se dividen entre echarle todos los piropos o condenar esta nueva fiebre del cine. Bandos extremos. Debates intensos. Y los que aún no han ido a verla, en un mar de dudas: ¿pero entonces qué, voy a verla o paso?
Este domingo son los Oscar, pero mientras, y suceda lo que suceda, quería hablar de por qué nos emociona esta película y por qué este síndrome de la ciudad de las estrellas que muchos parecen tener; porque sí, la Academia opina y premia, pero al final somos nosotros los que abarrotamos las salas o no y los que sabemos distinguir lo que nos gusta de verdad de lo que nos dicen que debe gustarnos.
LaLaLand es un musical hollywoodiense en versión moderna, todos de acuerdo. Pero es mucho más: para mí es un canto a la vida, una lección de nosotros mismos y una historia de sacrificios. De que no todo es fácil, rápido e instantáneo, como nos han hecho creer desde pequeños con tantas cosas, sino que lo que hagamos mañana depende de aquello que prioricemos, trabajemos y queramos hoy. Porque LaLaLand, entre bailes y melodías, nos habla de eso, de nuestras decisiones.

Sé que el final Seguir leyendo “SOBRE LALALAND”

¿POR QUÉ NOS LLAMAN LA GENERACIÓN SIN GANAS?

Dicen que la ciencia ficción es la literatura del futuro.
Dicen que el amor mueve montañas.
Y dicen que los milenial hemos bajado las estadísticas sexuales tanto que asustan.

Hace algunos meses vi por fin la película Langosta y me dejó con una sensación… muy rara. Su director (el griego Yorgos Lanthimos), como ya hizo antes con otras pelis, provoca nuestra naturaleza más primativa, dibuja un mundo cada vez más extraño y agita un cóctel retorcido pero absurdo, hipnótico pero agridulce, cruel pero algo divertido.

Sabía que era cine de ciencia ficción, la rareza del año decían algunos, pero es que la historia es un realidad completamente contraria a la utopía (antiutopía), enfrentándonos de bruces con el miedo a la soledad, al amor, al futuro. Según sus normas, y en un futuro no muy lejano, los solteros de todo el mundo son detenidos y confinados en un hotel turbio, apocalíptico y lujoso para que en un máximo de 45 días consigan al fin encontrar pareja. O morir. No hay plan B. Seguir leyendo “¿POR QUÉ NOS LLAMAN LA GENERACIÓN SIN GANAS?”

LAS 5 MEJORES APP PARA MÓVIL

Últimamente siento que a veces renegamos del tiempo que nos toca vivir, como nostálgicos apenados y resistentes que echan de menos otro momento, esa época en la que, nos gusta decir, todo era más auténtico, más real, más para siempre. Esa época en la que una perdida al móvil significaba mucho más que eso, igual que las cartas, las postales, la lentitud del router, las llamadas a cobro revertido en los campamentos o no saber qué pasa mientras alguien viaja.

Ahora las satisfacciones están a un clic de distancia y son casi instantáneas (las fotos, los directos, los mapas, las respuestas al Trivial…) y nuestra generación se llena de adjetivos nada bonitos sobre cómo hemos perdido las ganas y nos hemos entregado sin causa a la tecnología, dejando lo demás de lado. Sin embargo, estoy segura de que nos vamos renovando a través del tiempo, y él a través de nosotros. No tengo ninguna duda de que ese tiempo y esos cambios, bien llevados, como todo, son siempre un aprendizaje positivo, una ventaja en el juego, un premio que saber (bien)utilizar. Y personalmente, no soy de esas a las que les gusta gritarle al tiempo para que vuelva… prefiero pensar que cada momento tiene su punto y que hay que exprimir lo mejor, sin duda.

Para este año, me he propuesto contar aquí algunos descubrimientos prácticos que vaya haciendo y compartir entre todos un poco de esa sabiduría colectiva que tanto me gusta. Esta semana Seguir leyendo “LAS 5 MEJORES APP PARA MÓVIL”

2017: QUE EMPIECE EL SHOW

Decía hace un año que los principios son de las cosas más jodidas que hay. Bonitas también. Peeero… qué difíciles a veces. Eso es así. Volver a empezar, esta vez a golpe de calendario. Volver a (re)aprender, a plantar cara al miedo, a ir a ciegas. Volver a volver. Volver a dar primeros pasos, a echar de menos el verano pero también la Navidad, volver a morirnos de frío y luego a derretirnos sobre el asfalto, volver a soplar velas, a pedir deseos, a cumplir sueños, volver a llenar listas y volver a dibujar un horizonte para este año… que al final hará lo que le apetezca!! Como tiene que ser.

Estos días tengo una visión que no se me va de la cabeza: llega enero y empieza un nuevo año, y nosotros le recibimos un poco a ciegas, como viejas glorias que se debaten a partes iguales entre el miedo y la novedad, con ganas de más pero temerosos de que el año nuevo arrase y se nos lleve algo nuestro. Vedetes derrotadas, inseparables de los cleenex y hechas jirones que recuerdan que nunca seremos tan jóvenes como hoy… Purito colágeno hecho trizas y vapuleado de tanta party, claro. Que nos va el folclore, eso es así. Y después de los días de living la vida loca, sobredosis de comidas, aperitivos, cenas y recenas, y por supuesto brindis y roscones y más brindis y más roscones, Seguir leyendo “2017: QUE EMPIECE EL SHOW”

VEN Y CÚRAME EL INVIERNO

Fito le cantaba a la primavera y le suplicaba «ven… y cúrame el invierno». Loco trovador, hoy me quedo en casa, en las nubes de tu pelo.

Y Jaime Sabines le escribía al frío…
«Quiero hablar del frío;
el frío es bueno para tomar café,
para acostarse,
para hacer el amor,
para que nos digan “tienes las manos frías”,
para fumar
y para no salir del cuarto.
Para todo lo demás es malo el frío.
Hace frío, quizás el sol en el frío».

Con el frío llega eso y mucho más. Llegan las castañas en casa, con su ritual, su olor a otoño y su sabor a campo. Leer en pijama. Desayunar y volver a la trinchera del nórdico. Ver series en la cama la mañana de un domingo. Y la tarde de un lunes. Una tras otra. Encender el horno, cocinar, venirse arriba y hacer las croquetas más ricas del mundo. Los paseos empapados y hechos una bola de lana. Las hojas secas que Seguir leyendo “VEN Y CÚRAME EL INVIERNO”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑